martes, marzo 27, 2007

el reto del siglo XXI para el packaging.

como hacer para que cuando uno corta con tijeras el típico brick de leche -por donde claramente lo índica con una linea discontinua- no quede un agujero demasiado grande por donde siempre, irremisiblemente, se pierde un sinfín de litros.

Ahí lanzo el reto, porque las tijeras ya las he lanzado por la ventana al caerme medio cartón al suelo.

(llaman a la puerta y intuyo que tiene que ver con seguridad ciudadana y lanzamiento de objetos punzantes por la ventana u otros orificios. deseanme suerte y fluidez verbal para explicar dicho evento)

5 comentarios:

miga dijo...

pásate al zumo de tomate. normalmente viene con esas roscas realmente fáciles de abrir. y si no fuera así, seguro que te da tanto asco mezclarlo con café que prefieres ni intentarlo.

ORACLE dijo...

MIGA; antes arsenico por compasion.

aizun dijo...

propongo comprar un chsime de esos que se clavan al brick como los que anunciaba Joey en 'Friends'.

O dejar de beber leche y pasarse al carajillo.

ORACLE dijo...

aizun; algun dia tenemos que hablar de esos maravillosos artilugios publicitados a altas horas de la noche.

Melpómene dijo...

Pásese por el super; ahora hacen bricks con abrefácil de verdad, de tapita de plástico -aunque sale a borbotones y el resultado a l final es peor...-. Y si no siempre le quedarán las botellas con tapón de rosca, que tb las hay. No se me descalcifique...