miércoles, junio 11, 2008

confusión

a un panadero le han dirigido por error las llamadas del TELEFONO de desahogo de los agresores de violencia domestica que el gobierno acaba de poner en marcha.

-ha sido muy desagradable. me llamaban a cualquier hora. Me pedían que hiciera voz de mujer para así desahogarse mejor, me amenazaban si esa noche me acostaba con mi mujer, un sin vivir oiga...

3 comentarios:

Pigmalión dijo...

Así estaba hoy el pan Bimbo revenido, con esa angustia no le salen a uno las cosas bien. ¡Donde vamos a ir a parar!

ORACLE dijo...

pasese al tigreton...para dos días que nos quedan...

Benjuí dijo...

Entre el teléfono del desahogo y las miembras, estoy que no vivo, a ver cuál es la próxima parida.
Y mira que me jode.
Es que se lo ponen en bandeja a los del PP