domingo, julio 22, 2007

chiquilladas

Hoy he empezado a escribir mis memorias. Me han recomendado fervientemente que no las titule: "Maldito Malario"
Yo admiro profundamente a todos aquellos que han concluido con éxito dicha tarea. Admiro a toda esa gente que puede recordar y recomponer episodio a episodio toda su vida. Yo tengo recuerdos inconexos, a veces imperfectos, a veces hasta falsos. Admiro esa capacidad de dar a cada una de sus decisiones, situaciones una relación causa efecto. A mi me pasa que cada cierto tiempo tengo un periodo de revisión histórica de todo lo que me ha pasado y con frecuencia los motivos últimos de mis grandes acontecimientos siempre acaban siendo distintos.

5 comentarios:

lulamy dijo...

mira,querido, me pasa lo mismo. por lo que ayer lloraba, hoy me hace descojonarme de mí misma. serán las hormonas (las mías y las que meten a los pollos para la crianza)
lo peor de todo es que no puedo cambiar de identidad, porque siempre que pienso en pretérito y yo soy el sujeto, me muero de vergüenza

ORACLE dijo...

le propongo pues que nos intercambiemos recuerdos y reescribamos nuestras biografias

Pigmalión dijo...

Siempre le queda el recurso de achacar los errores de su pasado a la inspiración divina o al efecto de los tixotrópicos (que al fin y al cabo vienen a ser lo mismo). O si no, depure responsabilidades, que a nuestros politicos no le va mal esa técnica.

ORACLE dijo...

pigmalion;no vaya haciendo esas insinuaciones que tal como está el patio hasta le secuestran el blog por difamar la inspiración divina.

yein dijo...

si no podemos inventarnos nuestro pasado para darle un poco de glamour ¿Qué nos queda?