martes, julio 10, 2007

sirenas

Un día habrá que abordar sin complejos ni tabues el tema de las sirenas.
Hay un anuncio de telefonica en televisión en que el prota al final se decide por los encantos naturales de una sirena.
Pues bien, atendiendo a antecedentes como los de "la sirenita" y "splash" hay que evidenciar que la erótica de las sirenas és dificilmente explicable y sólo cabe encuadrarla en un marco de fetichismo o incluso transvestismo. Porque por más que me lo imagino el tema sexual con una sirena se me aparece como mínimo complicado.
Hay muchos estudios sobre el tema, y la ingenieria de copulación intraespecie todavía no ha resuelto muy adecuadamente el tema.
Y es que la prueba está que muchas pelis porno con sirenas de por medio no recuerdo yo.

Un día habrá que hablar largo y tendido sobre las fantasías que elicita una chica con dos almejas en los pechos y una larga cola de pez cubriendo toda suerte de genitales de femeninos.

Ahí es nada.

8 comentarios:

Pigmalión dijo...

Don Oracle, donde esté un buen calamar.... blandito, blandito.

Y para ellas, pulpo!

ORACLE dijo...

pigmalion; jajjaja por dios, se ha ganado el sillon del vice presidente primero encargado en consejo administracion de MM.

Pigmalión dijo...

Pero tendrá su buen tapizado el sillón ¿no? Deje que termine de hacerme las ingles y tomaré posesión enseguida del cargo.

Melpómene dijo...

Oracle, las sirenas son hijas de un río y una musa y no se reprodujeron nunca: asúmalo, ellas pasan del sexo

ORACLE dijo...

melpomene; fijo que hay algun resquicio en la anatomia sirénica con posibilidades...

Prich dijo...

Seguro que el sexo de las sirenas huele a pescado, digo yo.....

ORACLE dijo...

prich; jajajja creo que ahora se le ha ido un poco la mano/dedos/hipotalamo

Melpómene dijo...

Me temo que, en todo caso, pondrían huevos que el macho tendría que fertilizar después, en el agua, sin sexo...