jueves, marzo 30, 2006



yo a heidi la recordaba diferente...más dulce...

6 comentarios:

Retrato de Dorian Gray dijo...

Es ambiguo. Yo me imagino que es la puerta de Heidi Klum. Lo que cuadra con que esté todo el día tumbada en algodones y ha de evitar gritar para que no le salgan arrugas.
Claro, que un pase sin llamar en la puerta de Heidi Klum...
¡A ver si no va aser ninguna de las dos!
Esta tarde me paso por allí. En caso de que sea la que usted dice le traeré un poco de requesón. Si es la que yo sospecho, no me espere levantado ;-)

Prich dijo...

El paso por el internado Suizo le robó la inocencia, y ahora se ha vuelto funcionaria, y ya se sabe...

Misscronic dijo...

Vamos hombre... y mientras uno se lee todo eso, llega Pedro por detrás y te roba la cartera, y como intentes recuperarla llega el abuelo y te arrea con el baston...
Mi infancia mandada al carajo en una sola linea. Menos mal que me queda Mazinger-Z

Bito dijo...

Yo creo que se volvió una arisca el día que pilló al abuelo haciéndoselo con Pedro y Clara, que había aprendido a andar, se largaba de discoteca en discoteca poniéndose de pastillas hasta los ojos. Al final la tipa, hasta las narices de queso de cabra, aire fresco y árboles gigantes terminó marchandose a la ciudad para hacerse cantane de country.

Y así ha terminado.

Isthar dijo...

En público siempre son todos más simpáticos. Habría que haberla visto sin cámaras ;)

Betote dijo...

Quien avisa no es traidor. Al menos, hay que reconocerle la franqueza y la intención de portarse bien.