viernes, marzo 31, 2006

curiosidades

hoy, saliendo de casa con prisas, delante del espejo del ascensor y tomandome mi actimel, me he dado cuenta de que; si uno deja escapar un hilo de este líquido blanco por la comisura de los labios el efecto es igual al que producia cuando a los alienigenas de V se les pinchaba y les salia sangre.

10 comentarios:

Retrato de Dorian Gray dijo...

Mientras no lo uses al estilo Ben Stiller en Algo pasa con Mary estás salvado. La gente está más acostumbrada a la sangre que al pelo colocado de manera sospechosa...

Y ese imagen de liquidillo blanco deslizándose por la comisura evoca un matiz sexual que me deja un poco estremecido.

Quizá no debería realizar tales experimentos cuando acuda a una cita con una mujer. Por lo equívoco, digo.

oracle dijo...

dorian; cuanta razón...debia de haber sacado fotos y hubiera quedado bien clara mi intencion retro. aunque a saber si a esas horas mi porte es más alienigenas o de la peli x archifamosa: "guarrete en el ascensor"

Esther dijo...

¿líquido blanco y por la comisura? perdóneme sr. oracle, pero a mi más bien me parece.... un traguito de amor, que puede llevar a pensar que, estando tu solo en el ascensor, parezcas contorsionista...

oracle dijo...

esther; evidentemente usted y yo no hemos convivido en una misma casa durante un largo periodo de tiempo. sino sabria perfectamente que yo a ciertas horas de la mañana me asemejo más a un automata que al lorenzo lamas el rey de las camas...

René dijo...

alien
he dicho

Esther dijo...

¡ay, ay dios mío que no le entiendo!

oracle dijo...

rené; que gran clasico!!! ya me gustaria tener el valor y el encanto de la Sigourney Weaver!!!!

esther; ya he perdido la cuenta de las mujeres que me han dicho eso mismo...
es una maldición??? el mundo se desenfoca a lo "desmontando a harry"???

Isthar dijo...

Peor sería el fecto si lo hiciera una chica ;)

Bueno peor o más sugerente ¿quién sabe?

Betote dijo...

No todos los vampiros chupan sangre...

Bito dijo...

Interesante su forma de evadirse de la realidad, desde luego fascina bastante más que el descubrimiento.

Ahora, eso sí, dudo mucho que tomándose la vida con esa relajación, pachonería y tranquilidad vaya usted a sufrir de problemas de corazón.

Le felicito.