jueves, mayo 18, 2006

hollywood mata.

en estado grave se encuentra un adolescente de Arkansas que despues de ver la pelicula de spiderman, le picó una tarantula y no llamó a urgencias creyendo que se iba a convertir en spiderman. Tampoco se alarmó por las convulsiones ya que creyó que no eran más que los efectos de la transformación.
cuando entró en urgencisas en estado critico aún se apretaba la muñeca con los dedos a ver si soltaba algo de telaraña...

10 comentarios:

Prich dijo...

JAJAJAJA.
Dicen que en Wisconsin, un chaval metió la cabeza en el microondas durante 5 minutos a máxima potencia porque pensaba que los "rayos gamma" lo transformarían en La Masa.
Por supuesto, no surtió efecto, pero demostró científicamente que no se puede vivir mucho tiempo con el cerebro licuado.

oracle dijo...

prich; el chaval ese no se llamaria por casualidad "bush"?

Esther dijo...

Criaturita... si es que, como usted dice, vivimos mediatizados.

oracle dijo...

esther; y que se ha imaginado usted que era alguna vez?????

Nostak dijo...

Esta mañana me ha mordido en la pierna el portero del hotel, que a su vez había sido picado (tras arduas averiguaciones lo he conseguido saber) por un entomólogo francés de nombre impronunciable, hijo de la mujer barbuda.

¿es grave?

oracle dijo...

nostak; jajajja solo es grave si ha sentido placer con dicha mordedura...

Retrato de Dorian Gray dijo...

Nosotros nos lanzábamos por la ventana con una capa roja... En el fondo todo sigue siendo lo mismo. Deseos de ser más de lo que uno es.

Misscronic dijo...

JAJAJAJ
Por ciero...¿Arkansas? ¿En que hospital? Necesito un cerebro y un corazón humano para cierto experiemento...

Nostak dijo...

pues........
no le diría que no Sr Oracle, no le diría que no.

me lo temía
es grave....

cielos...

Bito dijo...

Y mira que no aprenden ¿eh? que ya son años teniendo noticias de crios que se tiran por la ventana con una bata atada al cuello para volar como superman, o chavalillos que zampan ratones y demás ralea imitando así a los lagartos de V. Cuanto enfermo suelto, de verdad, cuanto enfermo.

Claro que uno lo piensa detenidamente y al final llega a la conclusión de que igual sí que es mejor que se queden en la infancia, porque imaginaros esa peña ya de adulto...