lunes, julio 03, 2006

cronicas de verano

en la playa, entre figo dedo y frigo pie,hay momentos para la reflexión .
cuando el viento arremete con fuerza sobre una playa repleta de parasoles es facil entonces visionar una versión beach de esos westerns en que los malvados indios cazaban a los blancos tal como pinchos morunos con sus avispadas lanzas.

7 comentarios:

Nostak dijo...

¿Y no encontró a ningun@ que se aferrase a uno de los parasoles cual Mary Poppins con un bañador del sXIX? (y todo así como en blanco y negro)

oracle dijo...

nostak; el glamour ya no está entre nosotros. en la playa ya solo cohabitan neveras con taperwares de almondigas con arroz, y radiocassettes del principe de bel air con la musiquilla entrañable del koala...
ahí es nada

René dijo...

Pero los blancos siempre ganaban al final...

oracle dijo...

rené; entre sangría y agua de valencia aqui no se salva ni dios...

Retrato de Dorian Gray dijo...

Lo que no me ha quedado en este espejismo es quien hacía de indio y quien hacía de blanco. ¿Tal vez eran los bañistas los que asediaban a los caminantes del paseo marítimo? ¿O eran las medusas las que se habían pintado la cara de rojo?
Lo que sí tengo claro es que entre un frigo dedo y un frigo pie hay un espacio insalvable e irreflexivo. ¡A ver cuando inventan el frigo arteria para suplir tan alarmante carencia!

Roque dijo...

Yo siempre me parapeto bajo mi sombrilla de LiptonIce, y asisto con gesto impávido a los devaneos de los veraneantes, camuflado cual mestizo, degustando un Avibalubabalambambú de la extinta Avidesa

oracle dijo...

dorian; frigo arteria...yo con el frigo pie y el frigo dedo puedo imaginarme una campaña publicitaria, pero con el arteria...me cuesta, me cuesta...

roque;ahhhh fue usted uno de los que con información privilegiada sobre el cierre de avidesa compraron toneladas de ese helado...